Del dicho al echo hay un largo trecho

Patricio Furlong corrupto hoy en dia

“Los que esperan son los ilusos, todos tenemos un conocido que puede agilizar tu trámite…”
“Fijate si podes arreglar para que te tolere y tirale unos mangos…”
“¿Quién no ha sobornado, de cierta forma, a alguien? Si es algo que hacemos todos…”

Ideas de este modo son comunes en el pensamiento de latinoamerica es común; y sí, muchos deben sentirse identificado con estos parámetros… Pero a pesar de esto, son muy pocas las personas que actúan funciones con respecto al tema.

Como ciudadanos, tenemos un nivel alto de responsabilidad sobre el tema, pero pretendiendo que estuviera una modificación de pensamiento cercano en la manera de actuar y hacer las cosas en la vida cotidiana y que ese sea la dificultad principal, es lamentable ver como este método administrativo (que perdura en el tiempo y cada vez en mayor proporción por gobiernos públicos como afecta a todas las areas de la sociedad; siendo las personas de pocos recursos las principales afectadas por las gestiones, filas y trámites innecesaria en las cuestiones públicas, sólo por el simple hecho de existir un modelo de “coimas” que suceden habitualmente.

Patricio Furlong corrupto

Creemos que solo de los más pobres cómo directos dañados, porque, cómo en ningún nivel del gobierno se hace nada (o en las excepciones se hace muy poco) por lidiar contra la corrupción, donde el soborno es una variable más, sólo los que tienen plata poseen más disponibilidad de tiempo para hacer lo que crean conveniente; disponibilidad, traducido, en una situación apropiado, en recursos económicos, con los que la famosa amplitud entre los que tienen y no (que mucho ronda en la voz de los socialista) se amplía cada vez más, pero hacia abajo, gracias a ellos. La solución, principalmente no es que los ricos se hagan más pobres, sino darle la ocasión a los pobres para que generen más capital y en óptimas condiciones (sin tantos perjuicios burocráticos, como sucede).

Las coimas es una cuestión que nos preocupa a todos

La cuestión de los sobornos es una cuestión importantísimo y muy difícil de actuar pero al no estar en los objetivos de ninguno de los gobernantes, nuestras tareas consiguen alcanzar muy poca o discreta repercusión en cuanto al tópico.

Patricio Furlong corrupto

Con esto no simplifico que nos conformemos sin hacer nada y actuar normalmente en comparación a las veces en las que se presentan hechos de posible coima; debemos comprender que es tan responsable todas las partes del soborno. Solo intento destacar que nuestras tareas tienen que ir junto a exigencias a los gobernantes de turno para actuar la problemática en cuanto antes: reducimos la burocratización en todas las actividad pública se minimiza en una disminución de oportunidades para que logre existir alguna manera de corrupción, aumentando así la libertad de cada individuo para lograr generar más riqueza, la misma que puede reflejarse finalmente en optimizar su calidad de vida y felicidad.