Accionar del cuerpo de inteligencia criminal

como actuó el cuerpo de inteligencia criminal en este caso

La DEA retomo a ayudar con nuestro país después de 6 años

El procedimiento “Bobinas blancas” señaló la vuelta de la agencia americana contra las drogas al país. El Gobierno se enorgullece, sin embargo procura no dañar la susceptibilidad de los cuerpos de seguridad.
En el momento que se llevaba a cabo un operativo de la Policía Federal Argentina desbarató una organización que perseguía traficar dos toneladas de droga comenzando en el puerto de Bahía Blanca con fin europeo camufladas en carretel de metal, este diario dejó entrever un dato que generó desconcierto en integrantes de las fuerzas de seguridad: que el allanamiento contaba con la colaboración de la Agencia antidrogas de EEUU. “El resultado del operativo fue enteramente nuestro”, le manifestó un alto jefe de la seguridad a este cronista en respuesta a lo que parecía un intento por menospreciar el rol de las fuerzas de seguridad en las tareas de investigación. Pero los datos eran precisos. El arresto de una banda de extranjeros ligados a los cabecillas de bandas narcos que operan en la región de Michoacán, había sido producto de un chequeo realizado gracias a la cooperación de los agentes estadounidenses en las bases de datos que maneja la entidad con manejo en todo el mundo.

El cuerpo de inteligencia criminal llegó a su objetivo gracias a la información que dio la DEA

La DEA no se va a entrometer nunca en un operativo de nuestras fuerzas de seguridad, muy lejos de esto, sólo pretende colaborar a requerimiento del estado de nuestro país y esto fue lo que hizo en este caso”, explicó un integrante del Ministerio de Seguridad nacional. La fuente, con despacho en el edificio de la calle Cavia, dejó en claro cuál es la postura de la administración actual respecto a esta cuestión: “el kirchnerismo destrató a todas las entidades multinacionales porque detrás de cada intento por colaborar, vislumbraba una operación contra la nacionalidad, lo cual fomento que se cansaran y nos retiraran cualquier tipo de ayuda; este nuevo equipo de trabajo a venido reconstruyendo esta relación durante este lapsos y recién hoy podemos afirmar que la cooperación es plena, ya que ambos entendimos que el intercambio de información es clave para conseguir objetivos prósperos en la batalla contra el tráfico de estupefacientes”, explicó el funcionario.

No es la primera vez que las entidades de seguridad e inteligencia entre los países dejan en claro acciones en conjunto en la lucha contra el delito complejo, desde que Mauricio Macri asumió como presidente. La información brindada por la Homeland Security en la supervisión de los individuos sirios que reclaman refugio; el cambio de información con la DGSI francesa para reconocer a algunos terroristas que operan en la Unión Europea; la relación con la Policía Federal de Brasil para la detección y luego captura del acusado del robo a Prosegur; y la capacitación y apoyo logístico a los gendarmes que participan de la Task Force con base física en la región de Salta, son algunos de los asuntos que señala esta modificación de estrategia de parte del Gobierno argentino.